Esta tecnología promete cargar tu smartphone una vez a la semana, en lugar de una vez al día. Y ahora, una investigación publicada en Science puede hacer cambiar las reglas del juego. Sin embargo, el litio no ha encontrado competidor a su altura en el mercado de las baterías, si no fuera porque debe hornearse a 150ºC, el fluoruro se habría puesto por delante.

El ganador del Premio Nobel de Química 2005, Robert Grubbs, es líder de la investigación en el Instituto Tecnológico de California y quien asegura que “las baterías de fluoruro pueden tener una mayor densidad de energía, lo que significa que pueden durar hasta ocho veces más que las baterías que se usan hoy en día”.

Pero está el pequeño problema de la temperatura: para solucionarlo, los científicos usaron un solvente electrolítico llamado bis (2,2,2-trifluoroetil) éter (BTFE).

Al combinar el fluido con el trifluoruro de cobre-lantano, los investigadores descubrieron que era posible hacer una batería eficiente basada en aniones que se pueda recargar y descargar sin la necesidad de aumentar el calor.

En a actualidad, para suministrar energía a los dispositivos electrónicos, la tecnología electroquímica hace uso de los cationes de litio ‘Li2 +’, cargados positivamente como una especie de pistón químico para extraer una carga eléctrica a través de un circuito. A plena carga, un suministro de cationes ocupa el ánodo de la batería. Una vez que se cierra el circuito, los iones se acumulan en el cátodo, produciendo una corriente que hace el trabajo más importante. Para restablecer la celda, todo lo que se requiere es un voltaje que empuje el pistón de litio nuevamente.

Los investigadores aseguran que este pistón puede funcionar también a la inversa. Los iones negativos como el fluoruro (F-) pueden crear el voltaje necesario para atraer electrones a través de un conductor. Y, de hecho, son capaces de hacer un trabajo aún mejor, gracias al menor número de cargas por ion. Así que la tecnología basada en pequeños aniones, como la obtenida por el fluoruro, podría en teoría hacer una mejor batería.

Pero Grubbs indica que podría ser difícil trabajar con fluoruro porque ser un elemento muy corrosivo y reactivo. Asegura que todavía están en las primeras etapas de desarrollo “esta es la primera batería de fluoruro recargable que funciona a temperatura ambiente”.

Los investigadores se han propuesto descubrir una batería de alto rendimiento que cueste menos y esté basada en elementos abundantes, ya que el litio es raro y costoso. También se conoce de científicos de la Universidad de Stanford que desarrollan un dispositivo a base de sodio y almacena la misma cantidad de energía que una de litio de última generación.


Warning: A non-numeric value encountered in /home/saparapanda/public_html/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 353

Dejar respuesta