Suscríbete aquí

* Recibirás invtaciones, noticias, promociones y concursos exclusivos en tu correo

Lo más reciente

Blog

Uncategorized

Aunque no te lo creas, estos alucinantes juegos llegaron a jugarse en Atari 2600: de Halo 2600 y Chuck Norris Superkicks a Pepsi Invaders 

Aunque no te lo creas, estos alucinantes juegos llegaron a jugarse en Atari 2600: de Halo 2600 y Chuck Norris Superkicks a Pepsi Invaders

A la mítica Atari 2600 no le faltaban videojuegos, sino todo lo contrario. Uno de los motivos por los que el gran proyecto de Atari se vino abajo fue el total descontrol en torno a la producción y la calidad de sus juegos. Algo que, por cierto, derivó en la gran crisis del videojuego de 1983. Aunque, siendo justos, algunas de las mayores calamidades de aquella consola tenían en la caja el icónico logotipo del Fuji.

En muchos aspectos, Atari fue una caja de sorpresas. No solo porque fue el rompehielos a la hora de llevar la pasión por los videojuegos a millones de hogares de todo el mundo, sino porque a veces uno no tenía muy claro que tipo de juego aparecería al encender la consola. A veces podía tratarse de una alegría, como ese flamante Star Wars hecho a medida; y otras un desastre comercial de proporciones intergalácticas, como E.T. the Extraterrestrial.

{“videoId”:”x80fugn”,”autoplay”:true,”title”:”E.T. para Atari 2600: anuncio de Navidad 1982″}

Porque hubo un tiempo en el que las ilustraciones de portada y propios nombres de los videojuegos eran lo único que servía como referencia a la hora de comprar un juego, y lograr captar el interés de quien repasaba con curiosidad las estanterías lo era todo. En consecuencia, Atari 2600 recibió cartuchos y videojuegos que incluso 40 años después no pasan desapercibidos. Tanto para bien como para mal.

En VidaExtra somos muy de Atari, no lo vamos a negar. Precisamente por ello te hemos reunido una selección de los más peculiar de sus juegos incluyendo videojuegos licenciados, títulos que no constan en el catálogo oficial y hasta proyectos nacidos décadas después a manos de nostálgicos y fans de aquella icónica sobremesa. Algunos de estos son ideas disparatadas, otros realmente experimentales y dos o tres muy adelantados a su tiempo.

Sin más dilación, a continuación encontrarás más de una docena de juegos que, aunque no te lo creas, llegaron a jugarse en Atari 2600

Communist Mutants from Space

Comutant1

La gente de Starpath decidió juntar todos los temores del estadounidense promedio de los 80 en un mismo título, y pese a que cuesta pensar en el padre que le compraría a su hijo el juego de los Mutantes comunistas del espacio exterior, hay que reconocer que algo así no se olvida.

En el fondo, y tras ese nombre, nos tememos que es poco más de un clon del  mítico Galaxian. Aunque eso no le quita el privilegio de ser una rareza dentro del catálogo de Atari: el juego hacía uso del periférico Starpath Supercharger, un add-on producido por la propia Starpath que añadía 6 KB a los 128 bytes de RAM de la Atari 2600.

Com12

Otra curiosidad: si durante el proceso de encendido de la consola pulsamos el botón de disparo las letras HI (high score) de la pantalla serán sustituidas por SHL, la firma del programador Stephen H. Landrum.

Human Cannonball, el juego del hombre bala

Screenshot 6344

¿Es posible hacer un videojuego sobre un hombre bala? En la Atari 2600 sí. De hecho, estuvo en la segunda hornada de juegos de la consola (o la primera tras los títulos de lanzamiento) y cuenta con el dudoso honor de estar dentro de la primera tanda de títulos en no volver a publicarse para la consola.

Con los antecedentes por delante, ¿cómo se aborda la jugabilidad de un juego así?  Ahí reside la gracia: en realidad Human Cannonball es una variante no bélicaque sigue la fórmula de los artillery games, es decir, los juegos en los que debemos calcular a ojo la trayectoria de un misil.

Screenshot 6340

El objetivo es lanzar a nuestro intrépido hombre bala a un tanque de agua basándonos en la información y el ángulo que se muestran en pantalla. Sin embargo, la diversión del juego tenía mucho menos recorrido que nuestro protagonista.

Mario Bros.

Screenshot 6345

Una de las claves del triunfo de Atari es que la Atari 2600 llevó los éxitos de los salones recreativos a los hogares, y eso incluyó los primeros clásicos de Nintendo. Desde Donkey Kong a Donkay Kong Jr. pasando por la superestrella de la Gran N: el mismísimo Mario Bros.

El Mario Bros. original -no confundir con mítico Super Mario Bros. de NES- supuso la introducción de Luigi y la consolidación del rey de las plataformas en un juego 100% arcade con sensacionales matices competitivos a dos mandos. Aunque, siendo justos, el aspecto de la versión de Atari estaba varios pasos por detrás de la versión recreativa.

{“videoId”:”x80k3mk”,”autoplay”:false,”title”:”Mario Bros. para Atari 2600 y 5200″}

La nota curiosa es que su manual prometía ocho variantes de juego que en realidad era la cantidad de posibilidades resultantes de ajustar la cantidad de vidas, jugadores y el tipo de amenazas que aparecerían en las partidas.

Chuck Norris Superkicks

Chuck1

Si Pelé o Rei do Futebol representaba al balompié en Atari 2600, siendo uno de los embajadores de la marca, en cuestión de artes marciales Xonox se puso a la altura en 1983 con el videojuego oficial de Chuck Norris. Y sí, las patadas giratorias eran la moneda de cambio en este festival del mamporro.

La premisa es exquisitamente genérica: nuestro héroe, Chuck Norris, debe llegar a un monasterio sagrado antes de que se acabe el tiempo. En su camino se topará con toda clase de maleantes y ninjas a los que, por supuesto, dará su merecido, concluyendo en una “épica” batalla final contra tres enemigos.

Screenshot 6346

Chuck Norris Superkicks cuenta con dos curiosidades: de entrada, varias de sus copias aprovecharon el sistema de cartucho doble de Xonox para ofrecer dos juegos en uno. Algo muy conveniente cuando expiró la licencia de la superestrella y se le dio nueva vida comercial al juego como Kung Fu Superkicks.

Halo 2600, el videojuego de Eddie Fries

Halo2600

¿Halo en Atari? Definitivamente sí, y no de manos de cualquiera: el juego lleva la firma de Ed Fries, quien fuese vicepresidente dentro de la división de videojuegos de Microsoft y quie, por cierto, tomó parte en la adquisición de la licencia de la propia Bungie.

El juego fue lanzado en 2010 y, bajo el sello AtariAge, publicado en forma de cartucho (puedes comprar tu copia por 30 dólares) ofreciendo la posibilidad de combatir como el Jefe Maestro en 64 escenarios. Una vez los superemos tendremos acceso a un nuevo nivel de dificultad Legendaria.

Si bien, la existencia del juego es una curiosidad en sí misma, lo cierto es que su leyenda no acaba ahí: en 2013, el mismo año en el que se pusieron a la venta los cartuchos, el museo de arte Smithsonian incluyó al propio Halo 2600 en su exhibición The Art of Video Games. Convirtiéndolo en uno de los mejores homenajes jamás hechos a la saga de culto.

The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring y Journey to Rivendell

B Fellowshipofthering Front

El Señor de los Anillos llegó a Atari 2600, aunque los personajes de J.R.R. Tolkien se tomaron su tiempo en completar el viaje: Parker Brothers licenció el libro y planeó el lanzamiento de la adaptación oficial para consolas en navidades de 1983. Un año terrible para lanzar cualquier videojuego.

El juego fue renombrado varias veces, siendo su último nombre The Lord of the Rings: Journey to Rivendell. Finalmente, y pese a varios cambios en la producción, se decidió cancelar su lanzamiento. Pero, claro, esta es una lista de los juegos a los que sí es posible jugar en Atari 2600.

Coincidiendo con la fiebre desatada por el estreno de la saga cinematográfica de Peter Jackson, Adam Thornton lanzó su propia versión de La Comunidad del Anillo en 2002, convirtiendo la obra del profesor Tolkien en una aventura de Texto a partir de una versión modificada de Dark Mage.

Screenshot 6349

A diferencia de la adaptación original, The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring sí acabó publicándose en formato cartucho bajo el sello AtariAge. Y pese a que su presentación es poco más que un puñado de letras, a su modo también es un hito, teniendo en cuenta que se adaptó toda la trama del primer libro.

Pepsi Invaders

Pepsi Invaders1

Una absoluta rareza cuya premisa es imposible de imaginar a día de hoy: Pepsi Invaders es, en esencia, un descarado clon de Space Invaders elaborado por la propia Atari por encargo expreso de Coca-Cola. Ahora bien, en este clon los invasores no son alienígenas, sino cinco letras muy concretas: P E P S I. ¿Casualidad? En absoluto.

Pepsi Invaders jamás salió a nivel comercial, sino que se produjo para sus ejecutivos y representantes comerciales con motivo de la convención de la empresa de 1983. Algo que lo convierte en uno de los juegos más cotizados de la consola, ya que solo se produjeron 125 copias.

Screenshot 6350

Lo más curioso de todo es que muchos de los beneficiarios de tan curioso regalo no mostraron interés en el cartucho y se deshicieron de él como de cualquier recuerdo o recuerdo gratuito obtenido de una convención. A fin de cuentas, aquellos eran otros tiempos.

Star Wars: Jedi Arena

Star Wars Jedi Arena Atari 2600

El fenómeno de La Guerra de las Galaxias se vivió con mucha fuerza en las consolas de Atari: no solo hubo una barbaridad de juegos, sino que hubo muchas experiencias pioneras en la Atari 2600, incluyendo el primer videojuego en el que aparecían las espadas de luz: Star Wars: Jedi Arena.

El juego es sencillo y original, aunque cuesta un poco entender lo que está pasando: dos Jedis (azul y rojo) deben desviar los rayos de una esfera de entrenamiento, contando con varios escudos de protección como indicadores de salud. El jugador principal es el azul, mientras que el rojo puede ser un segundo jugador o la propia IA.

Screenshot 6352

Tras publicar Star Wars: The Empire Strikes Back, Parker Brothers continuó explotando aquel fenómeno en un año en el que se esperaba con impaciencia el estreno de El retorno del Jedi. Algo que, lógicamente, sería aprovechado como gancho en el propio título del juego.

Bola Extra: Wolfenstein VCS: The Next Mission

Screenshot 6355

Cerramos con el singular caso de Wolfenstein VCS: The Next Mission, lo cual es un triple salto con tirabuzón: se trata de la versión mejorada y lanzada en cartucho (la puedes conseguir por 25 dólares) de Wolfenstein VCS, que a su vez es una versión modificada del clásico Venture.

Lo cierto es que el Castle Wolfenstein original de Muse Software sí salió para los sistemas de Atari. En concreto para la Atari de 8 bits. Siendo Wolfenstein VCS: The Next Mission al mismo tiempo una suerte remake de un demake y, en ambos casos, un muy curioso homenaje. 

Screenshot 6353

¿Qué aporta esta versión en cartucho además de la coletilla The Next Mission? Se duplicaron las capas con los escenarios, se ha dado un mejor uso al color, se añadieron más acciones para las patrullas, una dificultad elevada al limitar la cantidad de balas total a ocho por arma y la inclusión de dos frames animados extra para cada enemigo. Toda una curiosidad.


(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();


La noticia

Aunque no te lo creas, estos alucinantes juegos llegaron a jugarse en Atari 2600: de Halo 2600 y Chuck Norris Superkicks a Pepsi Invaders

fue publicada originalmente en

Vida Extra

por
Frankie MB

.



Te recomendamos seguir y leer la fuente de esta noticia:
Vida Extra

Related posts

Deja un comentario

Required fields are marked *